Bitacora de Vuelo


Historia del Ketchup

Por: http://www.muchogusto.net

Origen del ketchup

El origen del ketchup proviene del ketsiap chino, una salsa que acompañaba el pescado y la carne pero que no incluía tomate entre sus ingredientes. Los ingleses lo importaron del archipiélago malayo en el siglo XVIII. Pero el ketchup moderno fue ideado por el norteamericano Henry J. Heinz, quien en 1876 añadió el tomate en dicha salsa. Por tanto Henry J Heinz aunque no fué el inventor del ketchup, y tampoco el primero en envasarlo comercialmente, sí fue el primero que añadió a la mezcla la salsa de tomate.

La palabra Ketchup

Según el diccionario de la Real Academia Española la palabra proviene de kôechiap, que significa salsa de pescado en escabeche o salmuera. La teoría más difundida acerca del origen de la palabra ketchup indica que proviene de “ke-tsiap”, palabra del dialecto hablado en la isla Amoy, cerca de China. Otras teorías coinciden en que en realidad la palabra maya “kechap” dio origen a la palabra actual “ketchup”. Más tarde, a finales del siglo XVII el nombre “ketchup” y quizás también algunas muestras del producto llegaron a Inglaterra, donde el término apareció publicado por primera vez en 1690 como “catchup”. Después, en 1711 comenzó a utilizarse “ketchup”. Ambos nombres fueron aplicados años después a distintos condimentos ingleses.

Heinz, el ketchup más famoso

Sin dudas, el ketchup más famoso del mundo es el fabricado por Heinz, que fue embotellado y vendido por primera vez en 1876. Sin embargo la compañía Heinz, ejemplo de tozudez y perseverancia, inició su actividad en 1869 vendiendo rábanos en conserva. 1869 fue el año en que Henry J. Heinz y L. Clarence Noble fundaron Heinz & Noble.

Heinz inició su actividad en 1869 vendiendo rábanos en conserva

La principal novedad que introdujeron en el mercado fue vender los rábanos dentro de un bote de cristal que dejaba ver claramente el contenido de la conserva. Fueron los primeros pasos que definirán más tarde el concepto de calidad de la casa fundada por Henry John Heinz. A la edad de veinticinco años y en un país en el que la industria conservera todavía estaba poco desarrollada, el tío Heinz fue víctima del crack de 1875 en el que las pequeñas tiendas de alimentación a las que vendía sus conservas quebraron y ni siquiera podían extender el crédito para alimentar a sus familias.

Justo un año después en 1876 Henry John Heinz, en plena depresión económica pero esta vez apoyado por su hermano John y su primo Frederick, introdujo en su gama de productos el tomate ketchup, producto al que le siguieron la salsa de pimienta roja y verde, el vinagre y la manteca de manzana, la salsa de chile, las conservas de frutas en almíbar, mostaza, sopa de tomate, coliflor y cebollas en vinagre y judías cocinadas y listas para comer en lata.

En 1886, un Heinz incansable viaja con su familia a Inglaterra, incluyendo en su maleta las siete variedades de productos con las que contaba en aquel momento. En Londres fue bien recibido por Fortnum & Mason, el mayor distribuidor de comida del país, y tras probar sus siete gamas de productos llegaron a un acuerdo para distribuirlos en Inglaterra. Diez años después, en 1896 Heinz abrirá su primera oficina en el extranjero, cerca de la monumental Torre de Londres.

En 1896 Heinz lanza, inspirado por una campaña publicitaria de zapatos en la que se anunciaban 21 tipos de calzado, su famoso eslogan “57 variedades”, el número mágico que hasta ahora se ha convertido en el distintivo de la compañía. Las últimas variedades, representan de momento el número 361 y 362 respectivamente y son los aritos de spaghetti y pizza y los ositos de pasta Heinz, lanzados recientemente en el mercado norteamericano.

En 1919 Henry Heinz muere de neumonía a la edad de 75 años. Le sucedió su hijo Howard quien ya había tomado las riendas de la compañía años antes. El jóven Heinz estableció estrictos controles de calidad en el procesamiento de los alimentos dentro de un complejo sistema de fabricación que afectaba a 25 fábricas y 200 pequeñas manufacturas.

En 1990, Heinz introdujo en Estados Unidos la primera botella de ketchup hecha en plástico reciclable, extendida luego por todo el mundo. Este envase, que se encuentra registrado, se ha hecho tan famoso que hasta sin etiquetas es reconocido.

Hoy en día, las preferencias personales por la salsa ketchup determinan una diferencia cultural, sobre todo en los Estados Unidos, donde el preciado condimento tiene una tasa de penetración en los hogares del 97%, sólo por debajo de la sal, el azucar y la pimienta. En EEUU se estima que cada persona consume alrededor de 3 botellas de ketchup al año. Allí el ketchup es tratado como tema de estado, incluso existen anuncios en algunos restaurantes que indican que allí sirven únicamente una marca de ketchup, ver para creer.

La NASA estudia el misterio de la densidad del ketchup

El ketchup es uno entre muchos fluidos complejos como la crema batida, la sangre, las emulsiones para fotografía, el esmalte de uñas y algunos plásticos, que comparten una propiedad llamada “dilución por corte”. Normalmente espesos como la miel, pueden volverse delgados y fluir como el agua cuando son agitados o sacudidos.

En alguna ocasión, todos hemos caído en la trampa de la botella de ketchup. Tras luchar tenazmente para sacar apenas unas cuantas gotas del rojo líquido, una avalancha fluye de repente y entierra nuestra perfectamente cocida hamburguesa. Con un acierto casi sospechoso, el ketchup pasa de ser una pasta espesa a un líquido escurridizo. Si de repente usted se encuentra salpicado y preguntándose “¿por qué?”, no se preocupe, está en buena compañía. Los físicos teóricos también están confundidos.

La velocidad media del ketchup Heinz en una botella de cristal es de 40 kilómetros al año.

Hasta la fecha, el comportamiento tipo “ketchup” de los fluidos puros en su punto crítico, sólo existe en el campo teórico. Aun las simulaciones realizadas usando supercomputadoras no pueden comprobar la teoría. “Especialmente cerca del punto crítico no hay computadoras que puedan simular el comportamiento del fluido”, señalan los científicos. “Las cadenas de interacciones entre las moléculas son tan largas que las computadoras simplemente no son lo suficientemente poderosas como para hacerlo”. Considéralo la próxima vez que golpees el fondo de una botella de ketchup. Ni las supercomputadoras podrían predecir el resultado.

¿Es saludable el tomate ketchup?

El tomate ketchup por su grado de acidez deben evitarlo las personas con problemas estomacales como gastritis o úlcera. Además su contenido en azúcares debe ser tenido en cuenta por las personas que sufren de diabetes. En cuanto a la sal, el ketchup tiene una media del 2,8%, lo que lo hace poco recomendable para personas que llevan a cabo una dieta de control de sodio y nada recomendable para hipertensos.

Comer ketchup más de dos veces a la semana reduce el riesgo de sufrir cáncer de próstata

Si hablamos de calorías el ketchup es el vencedor de las tres categorías. El tomate natural, contiene 18 calorías cada 100 gramos, el tomate frito aporta unas 80 calorias y el ketchup alcanza las 100 calorías cada 100 gramos aunque esto es debido a una mayor concentración del tomate. Pero no todas las propiedades del ketchup son negativas. Se ha demostrado científicamente que comer ketchup más de dos veces a la semana reduce el riesgo de sufrir cáncer de próstata de un 21 a un 43% según un estudio del Doctor Edward Giovannucci de la Universidad de Salud Pública de Harvard. Según el estudio “el único nutriente que previene el cáncer de próstata es el licopeno”, que es un carotenoide que da el color rojo al tomate. Las mejores fuente de licopeno en los alimentos proceden de la salsa de tomate, y del ketchup (5 mg por cada 20 gr); la sopa de tomate, tomates en lata y el zumo de tomate (3 mg por cada 20gr); sopa de verdura en menestra, puré de verduras y pomelos (1 mg por cada 20gr).

El ketchup tiene más sal que el tomate frito. Este aporta más vitamina C y ácido fólico y el ketchup más potasio, calcio y magnesio. El tomate frito tiene más grasa, al usar aceite. El ketchup tiene menos agua y grasa, pero más hidratos de carbono, por el azúcar añadido. El ketchup aporta un 25% más de calorías que el tomate frito y el contenido en tomate es ligeramente superior en el kecthup, por ser un producto más concentrado. En la parte negativa, cabe destacar que la presencia de conservantes es más frecuente en el ketchup: aunque sólo hay una marca que no los usa, Heinz.

La mayor parte de las marcas conocidas fabrican el ketchup usando tomate concentrado, el cual es hervido durante el verano (época en que se cosechan los tomates). Luego, ese concentrado se usa durante todo el año para fabricar el producto. A veces, el ketchup fabricado durante el verano se hace directamente con los tomates frescos. Esta es la receta de ketchup casero.

Receta casera Ketchup
Ingredientes para 1 litro y medio :

  • 5 kg. y 1/2 de tomates muy maduros.
  • 2 cebollas.
  • 1/2 cucharadita de cayena en polvo.
  • 4 dientes de ajo.
  • 2 palitos de canela en trozos.
  • 1 cucharadita de clavos enteros.
  • 1 cucharada de pimentón.
  • 2 cucharaditas de mostaza en polvo.
  • 1/3 de l. de vinagre.
  • 1/3 de l. de miel líquida.
  • 2 cucharaditas de sal.PreparaciónSumerge los tomates en agua hirviendo unos instantes para facilitar el pelado. Corta luego cada uno en cuatro trozos, ponlos en un recipiente al fuego con las cebollas cortadas en trozos y la pimienta de cayena durante 20 minutos. Pasa la preparación por un pasapurés o batidora y filtra a través de un tamiz.

    Coloca en un cuadradito de gasa el ajo picado, la canela en trozos y los clavos. Haz una muñequilla con los condimentos y ponla en una gran cazuela con el tomate y los demás ingredientes. Cuece suavemente, sin tapar, durante dos horas. Retira la gasa y reparte la salsa en envases esterilizados de cierre hermético. Puede consumirse refrigerado durante 1 año. Dejar reposar 48 horas antes de probar.

    Recuerda

    Si prefieres que la salsa sea menos dulce puedes prescindir de la miel.




  • Dejar un comentario so far
    Deja un comentario



    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



    A %d blogueros les gusta esto: